Curcumina - Rhizoma Curcumae Longae (Jiang Huang-Yu jin)

2016148
Precio de lista:24.95
Precio unitario: 20.95
Ahorro de: €4.00 (16%) - 16%
Disponible para envío inmediato
Descuentos de Cantidad:
Cantidad 3+ 7+
precio unit. 20.55 19.95

60 comprimidos x 1500mg (300mg x concentración 5:1) por "Min Tong Pharmaceutical Co., Ltd"

La curcumina, una sustancia presente en la cúrcuma, es un potente antioxidante y antiinflamatorio natural capaz de combatir enfermedades como el Alzheimer, la depresión, el cáncer, la artritis y enfermedades cardíacas. Además, podría incluso hasta retrasar el envejecimiento.

Beneficios de la curcumina para la salud

Ayuda a prevenir el cáncer
Alivia los dolores de la artritis
Ayuda en el tratamiento de la diabetes
Cura las heridas
Ayuda a prevenir la Enfermedad de Alzheimer
Mejora la digestión
Ayuda a desintoxicar el hígado
Ayuda a mantener el peso ideal
Reduce el nivel de colesterol
Fortalece el sistema inmunológico

Previene el cáncer

Existen diversos estudios sobre los efectos beneficiosos de la curcumina en el crecimiento, desarrollo y extensión del cáncer a nivel molecular.
Los resultados afirman que puede reducir la angiogénesis (crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en tumores) y la metástasis (extensión del cáncer) y ayudar a matar las células cancerosas .
Múltiples estudios también han revelado que la curcumina puede reducir el crecimiento de células cancerosas en laboratorio e inhibir el crecimiento de tumores en pruebas con animales.
Existen varias pruebas que prueban que la curcumina puede ayudar a prevenir la aparición de cáncer por primera vez, especialmente cánceres del sistema digestivo, como el cáncer colorrectal.
En un estudio realizado a 44 hombres con lesiones en el colon, que en algunas ocasiones se vuelven cancerosas, 4 gramos de curcumina al día durante 30 días disminuyeron en un 40 % el número de lesiones.
 
Trata la depresión

La depresión está asociada con unos niveles reducidos del FNDC, la curcumina es capaz de aumentar los niveles de esta hormona.
Además, de acuerdo con los resultados de un ensayo controlado realizado a 60 pacientes al azar, la curcumina es tan efectiva como el antidepresivo prozac.
En dicho estudio, se dividió a los pacientes en 3 grupos: un grupo tomó prozac, otro grupo tomó un gramo de curcumina y el tercer grupo tomó prozac y curcumina.
Después de 6 semanas, la curcumina había causado mejorías similares al prozac y el grupo que tomó prozac y curcumina obtuvo los mejores resultados.
Existen también algunas pruebas de que la curcumina puede aumentar los neurotransmisores cerebrales serotonina y dopamina, dos químicos que comienzan a fallar y disminuir a medida que la persona va entrando en depresión.

Mejora los síntomas de artritis

La artritis es una enfermedad común caracterizada por la inflamación de las articulaciones.
La curcumina es un antiinflamatorio natural muy potente y existen estudios que lo confirman.
En un estudio en pacientes con artritis reumatoide, la curcumina resultó incluso más eficaz que los fármacos antiinflamatorios.

Antimicrobiano

Es un buen antimicrobiano intestinal y reduce la formación de gases. La investigación científica reciente demuestra que la cúrcuma inhibe poderosamente las bacterias patógenas, los virus y los hongos (incluyendo Candida albicans, Candida krusei y Candida parapsilosis).

Previene el Alzheimer

Algunas de las causas de la enfermedad de Alzheimer son la inflamación y el daño oxidativo causado por los radicales libres.
Y, en este aspecto, ya hemos visto que la curcumina tiene efectos positivos en ambos, por lo que es lógico indicar que el consumo de curcumina puede prevenir el Alzheimer.
La curcumina puede ayudar a “desenredar” las placas amiloides, una acumulación de “enredos” de proteínas que son otra causa principal del Alzheimer.
Aunque aún no se ha estudiado en profundidad el uso de la curcumina para tratar el Alzheimer, es un gran paso saber que esta puede prevenir su aparición.

Reduce el riesgo de enfermedad cardíaca

La principal causa de enfermedades cardíacas es la disfunción endotelial, la incapacidad del endotelio de regular la presión y la coagulación sanguíneas, entre otros.
El endotelio es el tejido que reviste todos los vasos sanguíneos y se ha demostrado que la curcumina mejora la función endotelial, siendo tan efectiva como el fármaco atorvastin o la práctica de ejercicio.
Además, la curcumina reduce la inflamación y la oxidación, otros factores de riesgo importantes en las enfermedades cardíacas.
En un estudio, se eligieron al azar 121 pacientes que iban a someterse a cirugía de revascularización coronaria para tomar placebo o 4 gramos de curcumina al día, unos días antes y después de la cirugía.
El grupo que consumió curcumina presentó una reducción del 65 % del riesgo de sufrir un infarto en el hospital.

Retrasa el envejecimiento

La curcumina ha ganado mucha popularidad como un suplemento antiedad.
Y es que si se ha probado que la curcumina ayuda a prevenir enfermedades cardíacas, cáncer y Alzheimer…
Es obvio afirmar que también puede retrasar el envejecimiento.
Además, puesto que se cree que la oxidación y la inflamación desempeñan un papel en el envejecimiento, es posible que la curcumina tenga efectos que van más allá de la simple prevención de enfermedades.

Combate la inflamación

La inflamación ayuda al cuerpo a combatir invasores extraños y desempeña un papel vital a la hora de reparar daños.
Sin inflamación, los agentes patógenos como las bacterias podrían invadir nuestro cuerpo y matarnos.
Aunque la inflamación aguda es beneficiosa, esta puede convertirse en un problema serio cuando se vuelve crónica y ataca a los propios tejidos del cuerpo, provocando diversas enfermedades.
La curcumina bloquea la molécula NF-kB, la cual entra en el núcleo de las células y activa los genes asociados a la inflamación.
Se cree que la NF-kB es un factor clave de muchas enfermedades crónicas.
Varios estudios han demostrado que la curcumina puede ser tan eficaz como algunos fármacos antiinflamatorios, pero con un extra: sin efectos secundarios.

Mejora la función cerebral

El factor neurotrófico derivado del cerebro (FNDC) es un tipo de hormona del crecimiento que impulsa la multiplicación y el aumento de neuronas en el cerebro.
Muchos trastornos cerebrales comunes, como la depresión o el Alzheimer, se han relacionado con una reducción de los niveles de esta hormona.
La curcumina puede aumentar los niveles del FNDC y, por tanto, retrasar e incluso revertir enfermedades cerebrales y reducciones de la función cerebral asociadas al envejecimiento.


Contraindicaciones: Está contraindicado durante el embarazo.

 

Acciones terapéuticas (MTC):
Activa la circulación sanguínea, elimina la estasis sanguínea
Abre canales y colaterales para aliviar el dolor
Reduce la hinchazón

Ingredientes:

Curcumina - Rhizoma Curcumae Longae (Jiang Huang-Yu jin) - 100%

Dosis:

1-2 comprimidos, 2 veces al día

Embalaje:

60 comprimidos x 1500mg (300mg x concentración 5:1)

Código:2014079-2

Precio unitario 15.59

Código:2013070

Precio unitario 26.95

Código:2014039-1

Precio unitario 15.59