Noticias Noticias

 

 
22/01/2015
por E.Qi.Librium Herbs

Con un énfasis en Glaucoma Primário de Ángulo Abierto

IntroducciónGlaucoma
El glaucoma es una de las principales causas de ceguera irreversible, con casi 70 millones de personas sufriendo de esta condición oftalmológica crónica en todo el mundo. El noventa por ciento de todos los casos son el glaucoma primario de ángulo abierto (GPAA). GPAA es a menudo llamado "el ladrón silencioso de la vista", una vez que en la fase temprana de la enfermedad, por lo general no se presentan síntomas. Los pacientes pueden experimentar un empeoramiento progresivo de su visión, inicialmente periférica (es decir, la visión fuera del centro de la mirada), pero con el tiempo la participación de la visión central.

El glaucoma primario de ángulo abierto se describe claramente como una neuropatía óptica multifactorial que es crónica y progresiva, con una pérdida característica de fibras del nervio óptico. Dicha pérdida se desarrolla en la presencia de ángulos abiertos de la cámara anterior, anomalías características del campo visual y la presión intraocular (PIO) que es demasiado alta para el ojo sano.

El glaucoma se considera como una neuropatía óptica progresiva a menudo causada por una elevada presión intraocular causada por una resistencia anormalmente alta al humor acuoso (HA) de drenaje a través de la red trabecular (RT) y el canal de Schlemm. Los análisis morfológicos y bioquímicos de la RT de pacientes con GPAA revelaron la pérdida de células, aumento de la acumulación de las proteínas de la matriz extracelular (MEC), cambios en el citoesqueleto, la senescencia celular, y el proceso de inflamación subclínica. La RT es el tejido diana de glaucoma en la cámara anterior, y el desarrollo y la progresión de glaucoma están acompañados por la acumulación de daño oxidativo en este tejido.

El glaucoma es una neuropatía óptica, más específicamente una enfermedad neurodegenerativa caracterizada por la pérdida de células ganglionares de la retina (CGR) y sus axones. En el pasado, el glaucoma fue visto como una enfermedad de la presión intraocular (PIO) elevada; Sin embargo, se ha vuelto cada vez más claro que la PIO elevada es sólo uno de los factores de riesgo para esta enfermedad. Las evidencias recientes indican que la reducción de la PIO no impide la progresión del glaucoma en todos los pacientes y que la progresión puede continuar a pesar de la reducción efectiva de la PIO.

La cirugía filtrante para el glaucoma puede verse comprometida por las ampollas quísticas que se desarrollan con mayor frecuencia cuando se usan antimetabolitos para detener la cicatrización de heridas. Las metaloproteinasas de matriz (MMPs) y los inhibidores tisulares de origen natural de las metaloproteinasas (ITMP) son esenciales en la remodelación del tejido conectivo y en la cicatrización de heridas. El aumento de la expresión de MMPs y ITMPs se asocia con la formación de ampollas de filtración, lo que sugiere la implicación de MMPs en la remodelación de la ampolla. Los niveles MMP-2 y proMMP-2 en el líquido lagrimal pueden ser los marcadores para la configuración de la ampolla.

La red trabecular (RT) representa aproximadamente el 70-90% de humor acuoso (HA) de la salida total de la cámara anterior en el ojo humano adulto. Además, la RT constituye una resistencia de salida y por lo tanto determina la presión intraocular (PIO). El Aumento de la resistencia de salida y de la PIO, con el tiempo, es un importante factor de riesgo en el glaucoma primario de ángulo abierto (GPAA). Pacientes con GPAA exhiben peculiaridades morfológicas específicas como acumulaciones de material de matriz extracelular (MEC) y la condensación o la agrupación del citoesqueleto. Frecuentemente, se presentan signos de inflamación subclínica. Por otra parte, desregulaciones en el nivel celular que afecta a las vías de señalización que regulan la apoptosis, la senescencia celular y el control del ciclo celular se observaron en las células oculares de pacientes con GPAA.

La terapia actual del glaucoma se basa en medicamentos que disminuyen la presión intraocular (PIO), y varios medicamentos para el glaucoma son eficaces en la reducción de la PIO cuando se administra correctamente. Sin embargo, la mala adherencia es un problema fundamental que aumenta con la edad del paciente, y aproximadamente el 20% de los pacientes al final requieren cirugía para reducir la PIO. Un abordaje alternativo de tratamiento puede estar en el uso de agentes neuroprotectores, diseñado para promover la supervivencia de las células ganglionares de la retina (CGR) independiente de la PIO. La forma más común para reducir la PIO es la administración tópica de gotas para los ojos una o más veces al día.

Hay varios tipos eficaces de medicamentos tópicos para el glaucoma que reducen la presión intraocular. Ellos incluyen análogos de prostaglandina (por ejemplo, latanoprost), los beta-bloqueadores (por ejemplo, timolol), alfa-adrenérgicos (por ejemplo, brimonidina), inhibidores de la anhidrasa carbónica (por ejemplo, dorzolamida), y colinérgicos (por ejemplo, pilocarpina).

Algunos ejercicios de yoga en posición invertida (como Sirsasana) conduce al aumento de la PIO en dos o tres veces a partir de la línea de base durante un corto periodo de tiempo. Se documentó un aumento en tres veces de la PIO durante la posición invertida (PIO controlada con el equipamiento de medición Tonopen). En al menos tres de nuestros pacientes con GPAA progresivo con un buen control de la PIO durante 24 horas (comunicación personal con el Dr. Rajul S Parikh). Aunque la evidencia no sea suficiente para demostrar el papel de los ejercicios de yoga invertidos como un factor de riesgo causal para la progresión del glaucoma, es imprescindible informar a los pacientes con glaucoma sobre elevaciones de la PIO asociadas con la postura invertida.

Los análisis de sangre en Glaucoma
La glucosa y la insulina - El Glaucoma ha sido asociado positivamente con su relacionamiento con la diabetes mellitus. El glaucoma está más a menudo presente en las personas mayores. Factores de pronóstico importantes del glaucoma pueden ser el estrés oxidativo resultante de los efectos tóxicos de la glucosa, y las complicaciones vasculares asociadas con la diabetes. Nuestras observaciones sugieren que la generación de especies reactivas al oxígeno pueden provocar daño al ADN localizado en los tejidos del glaucoma de iris en pacientes de edad avanzada vulnerables a la lesión diabética.

Homocisteína (Hcy) y de hidroxiprolina (Hyp) - El aumento de los niveles de humor acuoso Hcy y Hyp pueden estar asociados con glaucoma primario de ángulo abierto (GPAA). Además, Hcy y Hyp pueden ser niveles de proteína útiles en el humor acuoso de pacientes con GPAA como consecuencia de daño glaucomatoso.

hs-proteína C-reactiva (PCR) - La medición de hs-PCR, un biomarcador inflamatorio, independientemente predice futuros eventos vasculares y mejora la clasificación global de riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Panel de Lípidos - Los valores de los lípidos en el suero podrían ser uno de los factores predecibles en el diagnóstico del glaucoma primario de ángulo abierto. Debido a la edad del paciente, los valores de colesterol podrían ser vistos como factores comunes en el glaucoma primario de ángulo abierto y la génesis de la aterosclerosis, podrían también estar incluídos en la misma etiología basada en la dislipidemia.

Panel de lípidos - El perfil de los lípidos exhibió una leve elevación en los pacientes con GPAA.

IL-6 - En el glaucoma, la cabeza del nervio óptico (CNO) es el principal sitio de lesión axonal inicial, y la presión intraocular elevada (PIO) es el factor de riesgo predominante. La proliferación celular y la expresión génica de citoquinas tipo IL-6, en lugar de la hipertrofia de astrocitos, caracterizan la lesión inducida por la presión temprana de la CNO.

GlaucomaFórmulas de la Medicina Tardicional China (MTC) indicadas para el Glaucoma:

Qi Ju Di Huang Wan
Long Dan Xie Gan Tang
Ming Mu Di Huang Wan

Complementos naturales útiles en Glaucoma
Antioxidantes - Un factor en el foco de la investigación del glaucoma es el estrés oxidativo, como uno de los principales problemas de éste. Es un desequilibrio entre la formación de las especies reactivas al oxígeno (ERO) y la descomposición resultante en la acumulación de ERO, así como una reducción general de capacidades anti-oxidantes. Las células de la red trabecular, se han revelado ser especialmente sensibles al estrés oxidativo y las respuestas típicas afectan a la síntesis de matriz extracelular (MEC), y los procesos celulares básicos, como el control del ciclo celular, la proliferación, la apoptosis y el metabolismo celular.A este respecto, se recomienda la ingesta profiláctica de suplementos dietéticos con capacidades antioxidantes supuestos para la protección de los efectos nocivos del estrés oxidativo y para de este modo hacer la prevención del glaucoma.

La administración del extracto de Ginkgo biloba parece mejorar daños preexistentes del campo visual en algunos pacientes con glaucoma de tensión normal.

El ácido hialurónico (HA) - Es uno de los principales componentes de la MEC y puede contribuir para la función de filtración de la red trabecular. El agotamiento de HA puede aumentar la resistencia de flujo acuoso en la red trabecular de pacientes con glaucoma primario de ángulo abierto (GPAA). En las células de la red trabecular del GPAA, el nivel de concentración de HA aumenta las actividades de MMP-2 y MMP-9. La falta de HA en el humor acuoso puede resultar en una reducción de las actividades de las MMP y por lo tanto puede estar implicada en la patogénesis de GPAA.

Ácidos grasos Omega-3  - La estimulación de IL-6, clave en la interleucina pro-inflamatoria y un circunscrito marcador de estrés oxidativo, ha sido reprimida por ómega-3 y ómega-6, en un grado significativo. Según los efectos secundarios observados, omega-3 y omega-6, parecen ser los ácidos grasos más beneficiosos en una ingesta profiláctica para la prevención de una enfermedad glaucomatosa.

Vitamina E - La importancia del estrés oxidativo tanto en la formación como en el curso de glaucoma es conocido. Efectos neuroprotectores de los compuestos de vitamina E en las enfermedades de la retina y del glaucoma han sido demostrados clinicamente.