Noticias Noticias

 
10/12/2017
por E.Qi.Librium Herbs

Existe una larga historia documentada sobre la utilización de hierbas en el tratamiento de la infertilidad. De hecho, registros encontrados apuntan para tratamientos hierbales en la infertilidad y el aborto desde el año 200 d.c., incluyendo formulas utilizadas al día de hoy para el mismo propósito. El primer libro dedicado exclusivamente a la ginecologia y obstetricia de su nombre “El Libro Completo de Prescripciones Eficaces para las Enfermedades de las Mujeres”, fue publicado en 1237 d.c..

Algunos tratamientos alternativos de la MTC (Medicina Tradicional China) se vienen tornando más populares en los países occidentales a la medida que más y más parejas prueban en primera mano lo eficaces y seguros estos son. No es al acaso que más de un cuarto de la población mundial utiliza regularmente la MTC como parte del régimen de su bien estar, y que, la MTC es la única forma de medicina tradicional que es regularmente utilizada fuera de su país de origen.

De acuerdo con Maciocia (1998, p.691) la infertilidad está definida como “...la inhabilidad para producir descendientes en una mujer que lo esté intentado durante 2 años, que tenga una vida sexual normal e que, claro, cuya pareja tenga su función reproductiva normal.” Si una mujer nunca estuvo embarazada y lo está intentando por 2 o más años tiene lo que está considerado como infertilidad primaria, si por otro lado una mujer estuvo previamente embarazada (aun que no haya llegado a termino) y lo haya intentado también por dos o más años se denomina de infertilidad secundaria.

El periodo de tiempo optimo para la fertilidad de la mujer está entre  los 18 y los 35 años de edad, durante este tiempo quedan 1.000.000 (18 años) y 100.000 (35 años) folículos en los ovarios de la mujer (Annon., 2010). Sin embargo, muchos son los factores que pueden dificultar o interferir con la capacidad de la mujer para quedarse embarazada, incluyendo la endometrosis, (EIP) Enfermedad Infamatoria Pélvica, ausencia de ovulación,  etc.

Tanto la Medicina Occidental (MO) como la MTC reconocen la infertilidad como un trastorno ginecológico, aunque, la metodología de tratamiento sea considerablemente distinta. IVF (Fertilización in Vitro) o ART (Tecnología de Reproducción Asistida) son las opciones preferentes de la MO, mientras que en la MTC la fitoterapia (medicina hierbal) y/o la acupuntura son los tratamientos de elección.

La MTC y la Etiología Biomedica y Tratamiento de la Infertilidad defienden que las causas de la infertilidad incluyen: deficiencia constitucional, exceso de trabajo tanto físico como intelectual, exceso de actividad sexual en una edad previa a lo normal, invasión de frío, dieta inadecuada, pueden resultar en una condición de falta (insuficiencia) o de exceso.

De acuerdo con Maciocia (19998, pp.695-696) la infertilidad es causada por una condición de insuficiencia o de exceso, pero se podrá manifestar como una combinación de las dos condiciones tanto de insuficiencia como de exceso. Por ejemplo una mujer podrá tener subyacentes una insuficiencia de Riñón y un Bloqueo de Qi de Hígado, que podrá conllevar a una Estasis de Sangre.


La combinación de uno de los siguientes cuadros es la raíz de muchos de los problemas de fertilidad:

1. Cuadro de Insuficiencia – Afecta al sistema hormonal,  disminuyendo las funciones sexuales y reproductivas
2. Cuadro de Estasis – Afecta a la circulación de la circulación de Qi y Sangre a los órganos reproductivos
3. Cuadro de Frío y Calor – Afecta al funcionamiento normal de los órganos, alterando la membrana mucosa, elevando o disminuyendo la temperatura local.

En cualquier caso el objetivo del tratamiento es armonizar los desequilibrios subyacentes por forma a restablecer la normalidad de las funciones fisiológicas.



Formulas comúnmente utilizadas en tratamientos de fertilidad:


Clear the Palace  
Unicorn Pearl      
Strengthen the Root
Planting Seeds

 

¿Por qué elegir la MTC en vez de la MO en los tratamientos de fertilidad?


Aunque la salud es la meta común tanto de la MTC como dela MO, las ideas de la etiología de la enfermedad, la enfermedad en si y el proceso utilizado para utilizar y mantener el bienestar son decididamente diferentes.

El terapeuta de la Medicina Occidental aprende que la enfermedad debe ser curada prescribiendo medicamentos o utilizando técnicas invasivas peligrosas como intervenciones quirúrgicas. El terapeuta de la Medicina Tradicional China por otro lado, enfoca en tratar al paciente como un todo y  no sólo a la enfermedad, teniendo en cuenta la combinación te todos los factores del estado de salud de de la persona.
De acuerdo con los principios de la MTC una persona es mucho más que una determinada patología: tratar la patología puede producir los resultados deseados, pero, suele ser un tratamiento temporario.

Para la infertilidad femenina, los factores terapéuticos llave son apuntar al restablecimiento del equilibrio y a la reducción del estrés a la vez que se regula las hormonas y la menstruación. La MTC reconoce que muchas de las causas de la infertilidad son de origen más bien funcional que estructural, al contrario de la MO con tratamientos como la IVF(fertilización in Vitro), que no solo son invasivos y dispendiosos como son estresantes para las pacientes, y, el estrés no es la vía correcta para un embarazo saludable.

El asunto de la fertilidad  ha sido bien estudiado y desarrollado en la MTC. Los terapeutas de la China moderna tienen un registro de hasta un 70% de tasa de suceso en el tratamiento de la fertilidad tanto femenina como masculina con hierbas (fitoterapia), y los resultados de larga escala de los ensayos son reportados en las publicaciones Medicas Chinas. Centenares de hierbas distintas son utilizadas frecuentemente en el tratamiento de la infertilidad, muchas veces administradas en fórmulas complejas de múltiples ingredientes. La fitoterapia es muchas veces utilizada en combinación con acupuntura, masaje, dieta y un cambio en el estilo de vida en el proceso de cura  de la infertilidad. Las técnicas de fertilidad de la MTC son relativamente non invasivas y pueden alcanzar una tasa de suceso elevada con un gasto significativamente menor.